Sean estas primeras palabras una bienvenida al Sur de Soria, y no sólo la mía, ya que la tierra por la que vamos a pasear es muy agradecida con los visitantes, quizás por lo olvidada y por la aparente soledad de aquellos que la habitan. Si en algún lugar de nuestro país se pueden percibir las raíces que unen al hombre y su hábitat, aquí, en el Sur de Soria, se hacen muy patentes. Te diré que la persona que se siente atraída por el Sur de Soria tiene un perfil característico: El amor por la naturaleza, sea cual sea su expresión; la búsqueda de paz; el deseo de recorrer lugares donde sentirse trasladado en el tiempo e imaginar una vida en el pasado es una cuestión de estar o no estar; el placer de poder admirar la huella del hombre desde épocas tan remotas como la celta y la romana, o de contemplar bellas edificaciones que van estableciendo cronológicamente los distintos asentamientos y tendencias de que fue objeto la zona; la satisfacción de poder saborear una cocina natural, tradicional y variada... Y, en fin,una larga lista que iremos descubriendo a través de algunas imágenes y comentarios. Te animo a descubrir conmigo estos pagos y sus pueblos. Sólo tienes que pinchar en algún sitio del mapa. Espero que te guste el paseo.